Jugar el flop

Después del pre-flop, que consiste en la colocación de las primeras apuestas por parte de los dos jugadores inmediatos al crupier, la entrega de dos cartas a todos los participantes y la ronda de apuestas inicial, empieza el flop.

Los que no desisten (abandonar, en terminología del poker, se dice fold) de la mano que les ha tocado en suerte, apuestan y se quedan hasta el flop, pueden observar las 3 primeras cartas comunitarias que son colocadas en la mesa por el crupier, con la cara hacia arriba, es decir descubiertas.

Con esas cartas a la vista, se inicia la segunda ronda de apuestas, que viene a ser la parte más importante del flop, porque aquí se define quiénes apuestan o se retiran y quiénes pasan (check), sin que por eso pierdan su derecho a igualar las apuestas hechas por otros jugadores cuando les toque nuevamente su turno.

Como siempre, el jugador que inicia es el ubicado a la izquierda del que reparte, que es la persona que tiene el botón a su cargo (si no hay un crupier o repartidor). Concluida la ronda de apuestas, termina el flop y el juego queda listo para entrar al turn.

Para quien empieza en el mundo del poker, es importante tener en cuenta detalles como la posición en que se juega, el significado y utilidad de los objetos que reposan en la mesa; el valor de la apuesta base, para evitar contratiempos posteriores, así como la terminología usada en el ambiente, por lo que se recomienda mucho el aprender detalladamente las reglas del juego y jugar partidas de práctica sin apostar. En muchos casinos en línea existe la oportunidad de participar en juegos de práctica, que son imprescindibles para adquirir destreza en el juego.

Para quienes empiezan, hay algunos consejos útiles que merecen ser tenidos en cuenta al llegar al flop, previos a la decisión de pasar (check), igualar una apuesta (call), apostar (bet) o incluso elevar (raise) las apuestas:

  • Es sensato tener en mente todas las manos recomendadas para el pre-flop y el flop por los jugadores experimentados, incluidas combinaciones de cartas, colores, cartas altas y bajas.
  • ¿Qué posición tenemos en la mesa? Es mejor estar al final de la ronda de apuestas (a la derecha del repartidor), porque eso permite notar el estado de ánimo de los jugadores y apostar o abandonar en consecuencia.
  • En el juego en vivo, es bueno conocer o aprender a conocer las expresiones más reveladoras de los participantes. A partir del momento en que cada jugador voltea sus cartas para verlas, una expresión, evidente o casi imperceptible, puede verse en el rostro, los ojos, los labios de las personas, tanto de disgusto como de entusiasmo.
  • ¿Hay en la mesa cartas que permitan crear una mano ganadora? Antes de apostar, lo más sensato es calcular las verdaderas posibilidades del par de cartas que acaban de entregarle, en combinación con las que reposan en la mesa. Si las posibilidades son remotas, es mejor abandonar a tiempo, aunque siempre queda la posibilidad de farolear, o de que las siguientes cartas cambien diametralmente la situación actual. Sólo la experiencia con los jugadores de la mesa puede dar solución a tales incógnitas. Y el instinto de jugador.


Close