El farol

El alardear en los juegos no es una prerrogativa del poker. De hecho, el poker en sí mismo, según análisis históricos, viene a ser una fusión de varios juegos de origen múltiple, desde el persa as nas, hasta el Three card brag británico, pasando por el pochen (se pronuncia aproximadamente pojen) alemán.

En el poker, al hecho de fingir tener una excelente mano, cuando en realidad no se tiene nada, o se tiene muy poco (quizá un proyecto), se le llama farolear, alardear, fanfarronear. Es parte importante de las estrategias utilizadas en este juego, y sin lugar a dudas, el poker perdería mucho de su atractivo, de su glamour, sin esta útil artimaña.

Al igual que en la vida cotidiana, el farolear puede ser muy útil, o una espada de dos filos, porque asuntos tan delicados como el mentir descaradamente requieren mucho refinamiento y sentido de la oportunidad. ¿Truco sucio? ¡Para nada! Sólo si no fuera parte del juego.

Mientras uno juega al poker debe asumir que toda estrategia tiene como componente clave el elemento sorpresa. Son como un manojo de cartuchos para una escopeta: sólo nos quedan esos y si queremos cazar nuestra pieza, debemos dispararlos en el momento más oportuno. La gente nota al jugador que hace faroles continuamente, le pierde respeto y ya no le cree nada, lo que significa que todos los jugadores de la mesa estarán sobre aviso y estropearán todas las posibilidades del engañador, que incluso resultará engañado en algunas ocasiones.

En Internet es más sencillo el farol y mucho más difícil notar al engañador, porque hay mucha gente yendo y viniendo, porque nadie puede verle a uno el rostro y porque es preciso conocer, al menos básicamente, los métodos de los contrincantes. Aunque esto parezca una desventaja, el poker online tiene a su favor que favorece la concentración en la partida, y que es posible jugar las 24 horas del día, en cualquier momento que nos sintamos preparados.

En resumen, hay que tener mucho cuidado con el uso del farol, y considerarlo como una estrategia más, de la que no debemos abusar si queremos formarnos como jugadores serios de poker.


Close